Alkimia: El Último Rol - La comunidad abierta para rolear
¡HOLA!
Vemos que estas disfrutando de los contenidos de nuestro gran foro,
¿Porque no te REGISTRAS y accedes a todas las infinitas posibilidades que este espacio te ofrece?
Alkimia: El Último Rol - La comunidad abierta para rolear

Juegos, historias, secretos, mística y magia, ¡Explorá éste mundo con nosotros!
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Mar 17 Mayo 2016 - 13:53.
Últimos temas
» Historia de Una Sóla Línea
Miér 10 Mayo 2017 - 1:30 por Moikah

» Nubia
Miér 10 Mayo 2017 - 1:16 por Moikah

» PotionQuest™: Amanecer de la Aventura
Mar 7 Feb 2017 - 13:11 por Rol Master

» FELIZ AÑO 2017, ALKIMISTAS!
Lun 2 Ene 2017 - 12:45 por Equivocado

» El Sueño Equivocado
Lun 7 Nov 2016 - 13:18 por Equivocado

» Dawn of the End - Zombies, Zombies Everywhere
Lun 7 Nov 2016 - 13:06 por Equivocado

» Catacumba de las Arenas Perdidas
Jue 27 Oct 2016 - 21:40 por Oniu

» Offrol de PotionQuest™: Susurros de los Espíritus
Dom 23 Oct 2016 - 20:41 por Rol Master

» PotionQuest™: Morada del Sabio (dudas y respuestas)
Jue 29 Sep 2016 - 15:36 por Rol Master

Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Sondeo
¿Qué votas para el futuro inmediato del Foro?
 HELLION - Combate desigual [Historia]
 Supremacía Minsk - la Resistencia Continúa [Historia]
 Comenzar ALKIMIA [Rol]
 Terminar y liberar El Cumpleaños de Coold [RPG descargable]
Ver los resultados
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

Comparte | 
 

 El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Bachmill
Chispa Naciente
Chispa Naciente


Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 16/01/2015

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Jue 29 Ene 2015 - 1:35

Después de meditar lo dicho por el lobo pulgoso, rastree con magia a donde lo había llevado su portal y llegue a las entrañas de la caverna donde me encontré con una sorpresa, no solo estaba el sarnoso del lobo, la caverna estaba repleta de presencias y por supuesto hombres sapo. aparecí y hubo silencio de parte de los presentes excepto por los sapos que estaban rindiendole culto al sarnoso y aun hombre de pelo verde, entre los sapos bailaban y bañaban en saliva a los que creían dioses. El silencio fue roto no mas que por la loba que poseia, segun el sarnoso, El libro , ella  preguntó      

-¿Y quien demonios se supone que eres?-      

-Ningún demonio, eso te lo puedo asegurar-

respondí con una sonrisa en el rostro.

-¡Ya eh dicho que demonio soy solo uno carajo!

Dijo enojado el demonio, tan solo su presencia me molesta, una criatura del infierno, el olor de su sangre me repugna pero no tengo ganas de purificarlo con la espada pues o es un demonio de muy bajo poder y rango o no es un demonio completo.

El sarnoso se quita la corona de moscas que los sapos le otorgaron y dicen con adrenalina

-Bueno ¿vamos a pelear o que?-  

-Si nos matamos sera después de arreglar lo que comenzamos aquí hace muchos años, y para eso nos necesitaremos el uno al otro y quizás tengamos que ir a por el toro. Tambien nos vendria bien si tu grupo de híbridos nos ayuda-  

el sarnoso me sonríe al tiempo que lanzo mi moneda ancestral al aire , esta da vueltas con lentitud cae sobre mi mano y en el acto un toro rojo con miles de ceurnos alrededor de u cuerpo y lo que parece una gran barba gris irrumpe en la sala tras romper una pared y grita soltando maldiciones por su zafiro perdido
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Oniu
Elector
Elector
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 53
Puntaje : 53
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/08/2014

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Vie 30 Ene 2015 - 20:55

Híbridos. Puff
Salte esquivando una de las piedras que el toro salvaje lanzo en nuestra dirección. Todos esquivamos el golpe asombrosamente lento.
 
-¿Donde esta?- pregunto el toro salvaje moviéndose de un lado a otro-¿Dónde esta mi preciado zafiro?
 
Lanzo otra roca en dirección a Murrok y el tipo raro que se cree no se. Me transforme en lobo y me escabullí lo mas cerca que pude del toro, levante la cabeza para verlo. Su piel era rojo brillante como si estuviese hecho de magma, los cuernos que sobresalían de su cuerpo parecían rocas de obsidiana, cada una pulida y de belleza total, su gris barba estaba trenzada lo cual significaba que era mas grande, un mounstro que conservaba bien su aspecto.
 
-Cálmate- dijo el sujeto volador que no me había respondido mi pregunta
-Yo estoy bien, solo quiero mi zafiro- dijo el toro bufando y moviéndose, casi me aplasta con su gran pata de toro salvaje.

______________
Off:creo que tengo que dejar de emocionarme (?)
 
Me acerque mas a la criatura oliéndola, detallándole cada vez más, el toro botaba una cantidad enorme de energía,  pero era como si expulsara ondas de estas, ondas que no podía absorber.
 
-Oniu vuelve acá-gruño Murrok en mi dirección, el toro se dio vuelta cuidadosamente, me fije mas en su cara, su trenza gris estaba sujetada a un broche con un aro plateado y en el centro…
-Esta vacío- dije mas para mis que para los demás, el toro asintió  y voltio en otra dirección.
 
Agarre el bolso –que no se cuando llego hasta ahí- y con mi hocico comencé a buscar entre las cajas de piedras preciosas una con zafiros. Abri la caja de madera que tenia un gran diamante incrustado en el centro. Me volví a mi forma medio humana y comencé a buscar un zafiro lo suficientemente adaptable para el pequeño anillo. Saque uno, mi preferido, era una combinación de un zafiro con una esmeralda, pero era mas zafiro que esmeralda, era hermoso.
 
-Señor toro salvaje- dije hablando fuerte para que me escuchara- ¿Esto le sirve?
-No es el zafiro que busco pequeña- contesto pacientemente el toro- este aro a estado vació durante años, pero aceptare tu regalo igual.
 
Por alguna razón una piedra estaba afuera, redonda lisa y negra, tenia una runa grabada en el centro.
El piso se desplomo bajo mis pies en un sordo sonido trate de agarrarme de algo pero fue como si nada estuviese a mi alcancé, el dolor que sentí a continuación fue abrumador, la metamorfosis que estaba acostumbrada surgió efecto, mis huesos se encogieron y mi hocico se alargo  encorve mi espalda al mismo tiempo que chillaba de dolor, era como un vacío que no tenia final, sentí el tacto de algo en lo que rebote y sentí como toda mi energía y fuerzas se concentraba en algo: mantenerme viva…

Era como si te quitaran algo y te comenzaras a sentir vacío, solo podía sentir no dolor ni nada por el estilo. Me alzaron por el pescuezo y me colocaron encima de algo tupido y suave. Lo demás era negro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 3 Feb 2015 - 12:44

Aquello tupido y suave era una banca hecha con las pieles de bestias del infierno. El peso de la energía del toro había desencadenado una ruptura del suelo de los sapos y ahora estaban todos en lo que parecía el mismísimo infierno, en una sala de juicio. :g:

- Esto es demasiado extraño para ser verdad... -Murmuró Errante, pero los hechos le contradecían.

Cada uno tenía su propia banca de acusado. Estaban siendo juzgados por un enorme demonio carmesí, al que habían visto dibujado también en la pirámide de los sapos. La fighura extraña de antes, que hablaba con Murrok, no aparecía por ningún lado.

- LA CORTE DE LA CONDENA ENTRA EN SESIÓN. -Anunció un procurador demoníaco.

:devil: - Sus pecados. -Pronunció el demonio, en el lugar de juez. - Son muchos.

Una tribuna de diablillos menores aplaudió y silbó.

- ¡Pero somos inocentes! -Gritó Oniu, apenas recupèrándose del golpè y su extraña transformación.

- Nadie -Replicó el diablo.- Es Inocente. Y ahora por interrumpirme, tu Sentencia se adelanta.

Chasqueo los dedos, y Oniu desapareció en una columna de llamas completamente rojas. :feu: Cuando se disiparon, su lugar se hallaba completamente vacío.

- ¡Maldito! -Desafió Errante.- ¿Qué te hemos hecho? Comerás la ira de mi venganza. -Se apresuró mientras lanzaba bombas.
El diablo levantó la mano, y las hizo estallar en medio del aire.

- Ja ja ja ja. -Rió malévolamente, con su voz tan profunda como esas cavernas.- Es obvio que se han adentrado muy hondo sin encontrarse listos. Ahora no podrán detenerme, y podré vagar libre por el mundo, donde oponentes tan débiles como ustedes no serán una amenaza...

- No vencerás. Te vencimos antes y te venceremos ahora. -Se atrevió Coold.

Al demonio parecía habérsele abierto una antigua herida al oir eso.
- No... no tengo por qué escuchar eso. Como recompensa por el gran favor que me han hecho, me veo obligado... y será lo más conveniente... que generosamente los retorne adonde pertenecen. - Sentenció. - Y en cuánto a tí... -Agregó dirigiéndose a Rygnis.- Eres una excepción, y te quedarás aquí donde perteneces, mi súdbito!

Los diablillos volvieron a aplaudir y el enorme demonio rojo tomó su tridente y golpeó al suelo, del cuál rayos de magma surgieron hacia ellos. Errante creyó que iba a morir...

Y entonces despertó. En su cama, de la posada, en el pueblo de los perdidos, en los confines del mundo.
Salió sobresaltado al pasillo. Estaba amaneciendo. Los duendes de la posada estaban ocupados y ruidosos, arreglando con abundantes maderas los hoyos en los suelos y paredes. Era obvio que éstos habían sido dejados por el previo ataque de los cazadores, pero, ¿Había sido todo lo demás un sueño?
Se preguntaba ésto el humano por meros segundos, cuando sintió el peso de la figurilla en su bolsillo, y la tomó en sus manos.
¿Estarían los demás, también, en sus habitaciones? Era el momento de fijarse...

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Murrok
Chispa Naciente
Chispa Naciente
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 7
Puntaje : 7
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/11/2014

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 3 Feb 2015 - 13:45

La sangre me hervía, me enojo que alejaran a los que más necesitaba matar, pero tenía en frente a uno de los que más buscaba...

-¿Cómo es que no te afecto mi magia? -preguntó frustrado el demonio.

-¿Olvidaste lo especial que pueden ser los licántropos sangre pura y los vampiros sangre pura cuando usan magia en conjunto?

En lo que termine de hablar una niebla no muy densa que estaba en el piso comenzó a tomar forma.

-Lo hiciste a tiempo Bachmill, un poco más y nos afectaba...

-¿Bachmill? -Preguntó- Entonces, tu debes de ser Murrok... Milenios sin vernos... Hijo de Mephisto. ¿Cómo puedes existir sabiendo que tu sangre llevará a la condena a la existencia... Y ahora para intentar si quiera no caer en un hechizo mio, tienes que aliarte con tu mayor enemigo... Patético...

-Hahahaha Realmente no me importa, el simple hecho de que este al frente tuyo me dan ganas de pele...

Antes de poder terminar de hablar me di cuenta de que uno de los diablillos había colocado una barrera antimagia habíamos caído en la trampa...

-Aun no les toca pelear conmigo patéticas criaturas... ¡LA LLAMA ARDERA EN ESTE MUNDO!

Un fuego nos consumió a mi y a Bachmill y aparecimos en el mismo lugar, era el bosque tenebroso al final de las tierras de Railgrond...

-Ya sabemos quien esta en esto -dijo Bachmill -por más contradictorio que sea debemos unir fuerzas con los seres de la caverna...

-Si, pero lo primero es encontrar a la licántropo mestiza, debemos conseguir el libro, dejame preparar un portal para conseguirla... Tomara un tiempo.

-Bien. Yo creare una barrera para que no sepan que estamos aquí, intenta no tardarte sarnoso...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 3 Feb 2015 - 16:36

Los eventos se sucedian con mucha rapidez, hacia tiempo que no debia pensar tan rapido. Mi raza vive durante mucho tiempo, aunque no somos inmortales (del todo).

En resumen, todo el mundo salvo yo habia sido enviado a la superficie y yo me encontraba aqui cara a cara con el viejo enemigo del que consideraba mi maestro. Las cosas se ponian interesantes.

Me sente con algo de descargo en el banco, como si me relajara.

-Subdito, dices...- dije, casi en un suspiro -Sabes perfectamente que mi raza acabó como acabó porque aniquilamos a uno de los tuyos-

-Conozco la historia mejor que tu, mequetrefe enclenque. Y no tienes mas alternativa que servirme a MI ahora- habló el señor de los demonios, alardeando su prematuro triunfo.

-Historia...- lentamente, alcé una mano -permiteme darte una lección sobre eso-

Chasquee los dedos, y una esfera de energía luminosa surgió sobre mi cabeza mientras mi brazo se cubria de marcas blancas y doradas. La esfera entonces se lanzó sobre el demonio, tomandolo aun con la guardia baja. La esfera se tornó en una red de luz que ancló al demonio donde se hallaba.

-¡¡TU!!- rugió -¿¡COMO CONOCES ESTA MAGIA!?-

-Durante la guerra, el Mago desarrolló algunos encantamientos muy utiles para luchar contra las numerosas bestias gigantes con las que hubo que enfrentarse- recité -Esta es tan solo una de ellas, me parece que te es familiar-

-BASTARDO... ACASO ERES TU SU HEREDERO!?- preguntó el demonio

-Eso... te lo responderé otro día-

Dicho estó, me encaré a los diablillos de la sala, que se mantenian al margen de la discusión. No se atrevían del todo a atacarme, asi que aproveché la oportunidad y sali corriendo de la camara de juicio, antes de que se recompusieran y me dieran caza. Poco despues, oi gritos tras de mi, y sus pisadas resonaron por todo el pasillo. Debia darme prisa.

Decidí que lo mas sensato sería salir de la fortaleza, pues era la fortaleza del señor de los demonios donde nos hallabamos, y volver a los tuneles de la mina, para luego poder volver a la superficie sin problemas. Me escabullí en las sombras, usando las artes que mis ancestros desarrollaron durante tanto tiempo en el arte del sigilo. Tarde o temprano tendria que dar con la salida... solo espero que no sea demasiado

________________________________________________________________________

off: BASTARDOS, ME HAN DEJADO ATRAS. VOY A COBRAR MUY CARO POR ESO :dontcare: :charte: :charte: :dontcare:


Última edición por Rygnis el Mar 3 Feb 2015 - 16:39, editado 1 vez (Razón : olvide que habia diablillos en la sala y me las di de harkor -.-U)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 3 Feb 2015 - 20:24

Off: Pues, eras un demonio en parte, y nos enfrentabamos con el rey demonio, tenía que haber algún efecto especial de eso, o preferìas que lo olvidáramos? XD

Off2: Como ésto ocurre luego de levantarnos en el amanecer y haber dormido unas horas, en realida destá adelantado respecto a la parte de Rygnis.
_________________________________

Errante revisó una por una las habitaciones de la posada. Muchas estaban vacìas, ya que sus ocupantes habían huido en pánico frente al ataque de los cazadores. Otros tantos habían sido secuestrados por esa peculiar horda de caballeros: Fenómenos de cuatro brazos, semicíclopes, descendientes de Uruk... como consiguiente, el lugar estaba semivacío. Incluso habían escapado comerciantes y maleantes perfectamente humanos (al menos en apariencia) al ver que el ambiente ya no era propicio a sus negocios.

Pero el forajido sí encontró, tanto por oido como espiando a travès de la cerradura, a la pequeña licántropo aún durmiendo. También estaba el peliverde, sentado en su cama y preparando alguna clase de bebida antes de salir. Errante pensó si llamarlo, pero creyó que sería invasivo ya que no se suponía que supiera que estaba allí, por lo que decidió simplemente esperar. Faltaban Murrok, Rygnis (por lo que había escuchado)... y obviamente no estaría el ser màgico misterioso al que nunca habìa visto en la posada.
Pero algo más que apreció es que en una de las habitaciones había una chica gato... en profundo ensueño... pero incluso él percibió que de ella emanaba un a poderosa aura caótica (quizás el mundano humano se estaba sensibilizando a esas cosas?). La figurilla en su bolsillo empezò a vibrara y vibrar.
- ¡Anda! ¡Es ella! ¡La hechicera! Venga mi muerte... te lo suplico... puedes romper esa puerta... puedes acabarla ahora...
- Lo siento, alma de vagabundo. -Le replicó el fugitivo.- La justicia tendrá que esperar. Si entiendo lo que está pasando, nos enfrentamos ahora a un mal que amenaza a todo el mundo. No puedo arriesgarme. De alguna manera, siento que formo parte de una batalla épica de la que no podré huir.
Y la figurilla, como entendiendo, pero también frustrada, no replicó.

Lo cierto es que el peliverde lo encontró hablando sólo en el pasillo, e irrumpió en su discurso.
- Eh, hablando de batallas épicas de las que no podremos huir, has visto esta cosa? Dicen que apareció en la taberna y en todo el pueblo.

Extendió ante él un papel que en idioma humano sólo decía con letras pretenciosas:
Su Real Maldad El Emperador de los Infiernos escribió:

Miserables criaturas, se les informa que las puertas del inframundo han sido abiertas, por lo cuál una hueste de demonios invadirá su pueblo próximamente, para usarlo como preludio de una toma total de la superficie. Se les ordena tener miedo, mucho miedo y prepararse para su total sumisión y tormento.

El resto eran garabatos incomprensibles. Errante y el peliverde se miraron por un momento, y entonces otra de las puertas se abrió.

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 10 Feb 2015 - 0:02

De alguna manera, habia salido de los oscuros pasillos de la fortaleza demoniaca y me habia adentrado en el laberinto de tuneles de la mina. Habia perdido temporalmente a mis perseguidores, o al menos eso creia. El señor de los demonios no tardo en soltar sus ataduras, las ataduras no eran un hechizo hecho para durar eternamente, y se dedicó a organizar la caza. No supe mas de él, pero sus esbirros a punto estuvieron de ataparme mas de una vez.

Ahora en los túneles, intentaba buscar la salida de la mina. Suponia que solo había una, pero no me importaba descubrir lo contrario.

Ya llevaba un par de horas vagando, cuando llegué a una especie de pasillo antiguo decorado con columnas y algunas estatuas. Caminé con lentitud, esperando alguna trampa, pero nada ocurrió. Más calmado, crucé la habitación, cuando algo en los muros capto mi atención. Eran grabados que mostraban a una figura humanoide alzando una espada.

Era, sin duda alguna, la representacion pictorica clasica de la Llave.

-Estos grabados... ¿podria estar cerca de la bóveda del tesoro?- me dije, en voz baja -... tal vez haria bien en revisar un poco este sitio-

Dediqué varios minutos a revisar las paredes y el suelo en busca de alguna pista en los grabados, pero hablaban fundamentalmente de la historia ya conocida de los tiempos de la guerra, sin ningun dato nuevo. Traté de encontrar algo que desencajara, pero todo estaba en su sitio preciso.

-Ko'thak- exclamé por lo bajo -no puede estar tan lejos, estos grabados no estan aqui por pura casualidad... debe haber algo...-

Entonces me percaté de que todos los elementos principales de los grabados apuntaban de alguna u otra forma al centro de la sala, a una especie de pequeño disco de piedra apenas perceptible. Me acerqué y me agaché para revisarlo: un disco de piedra simple y sin mucha decoración. No cuadraba con tantos diseños. Acerqué la mano...

Justo entonces, resonaron cuernos de caza en las cercanias. Me habian encontrado.

No habia tiempo, tenia que actuar. Golpee con fuerza el disco con mi puño, y este se quebró con facilidad. La sala tembló y el polvo de las paredes creo una leve cortina.

-Sea lo que sea que vaya a pasar ¡que pase ahora!- exclamé ansioso.

Pero no hubo respuesta, y grupos de diablillos y demonios menores entraban ya por las puertas de la sala. Rodeado, tome mis armas para combatir... y el suelo tembló y se resquebrajó. Una enorme grieta se abrió en el centro de la sala, y las columnas se desmoronaron. Todo se fue abajo en una nube de polvo, incluyendo a los demonios y, por supuesto, a mi. Caí por un buen trecho antes de darme de bruces contra el suelo oscuro. Traté de recuperar el equilibrio, pero cai en una especie de rampa que me arrastró tierra adentro en la oscuridad.
___________________________________________

Desperté de repente, con dolor en la cabeza. Debia de haberme golpeado en el trayecto hasta el final del tunel... por cierto ¿donde estaba?

Miré a mi alrededor, era una camara en penumbra, pero de alguna manera había un mínimo de luz que la penetraba, como un resplandor tenue. Sentí que estaba solo, no percibí otras presencias. Me arriesgué a encender una luz mágica.

Mis ojos apenas creian lo que vieron.

La bóveda, la cámara del tesoro. El gran botin de la mina.

-Al fin algo de buena suerte- dije sonriendo -veamos si las leyendas son... cier... tas..-

La LLAVE

LA LLAVE

LA LLAVE

La luz se reflejaba en su hoja iluminando aun más la habitación. No cabia duda: era el arma de la leyenda, la espada del Caballero. No cabia en mi de la emoción.

Con el debido respeto a su historia, me acerqué y la tomé por la empuñadura. No estaba fria, sino que tenia un tenue calor, como si hubiese sido recien empuñada. La alcé sobre mi cabeza, y la luz se fragmentó en cientos de haces.

-Prometo que te dare el uso que quienes vinieron antes de mi hubiesen querido- sentencié, y la espada resplandecio levemente. Me aceptaba.

La espada decidía que seria mi compañera.

... y si mal no recordaba, tambien mi pase de salida de las cuevas interminables.

________________________________________________________________________

off: :D ME QUEDO CON LA LLAVE *inserte musica epica y baile de victoria*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 10 Feb 2015 - 21:31

Off: Estás tan emocionado con obtener mi espada que te olvidas de que su poder no es controlable para el usuario y trae posesión, desgracia, titanes, y posiblemente el fin del mundo... tú no tienes La Llave, LA LLAVE te tiene a tí, así que como quieras  :troll:

¿Acaso averiguaremos por qué el caballero élfico ya no la tiene? Chan Chan Chan...  :evl: (?)


____________________________

La puerta que se abrió era del dueño de la posada, al cuál nunca habían visto realmente dormir ya que siempre estaba atendiendo tanto de noche como de día. Pero ese misterio debería esperar también, dado que les dijo:

- Ah, conque han vuelto... y mi pago sr. Errante? Cómo le fue en la misión que le asigné?

El humano quiso poner una bomba allímismo recordando que todo era culpa de ese maldito posadero, pero se limitó a acercarse muy amenazadoramente, recordando su tiempo en la Resistencia...

- Ah, tú, ¡TÚ! ¿¡SABÍAS QUE ESE SELLO ERA UNA ENTRADA A UNA DIMENSIÓN SUBTERRÁNEA Y AHORA LOS DEMONIOS INVADIRÁN LA TIERRA!? ¿¡Tienes idea de lo que has hecho!?

El posadero comenzó a reir, primero afablemente, y luego con un tono maligno, maniático:
- Ja ja ja jaja, jajajaja, JAJAJAJA, ¡MUAJAJAJAJJAJAJA!
Sus ojos comenzaron a brillar con un rojo intenso, y el pasillo entero se oscureció con un resplandor de fuego...
Era obvio que en ese instante iba a dar un discurso, algo así como "Tontos, yo soy el embajador del inframundo en la superficie, yo los envié para que liberaran a mi maestro, y ahora mi plan está completo!"
...Pero no.
Simplemente dijo muy serio "No se de qué estás hablando, pero veo que tienes mucho oro en los bolsillos, así que espero tu pago más tarde."; y anunciado ésto se fue a atender la barra abajo :wink:  :look: :huh: :weird:

-Raro. -Murmuró Oniu, y sacó su libro. Coold comenzó a preparar pociones. Errante simplemente estaba petrificado por los sucesos... pero comenzaba a pensar que los cazademonios podrían no ser tan malos, ni tan injustificados, después de todo...

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 10 Feb 2015 - 21:41

off: tiene usted mucha razón, señor equivocado (?) xD

Sin embargo, aun no se si la use mucho. En cualquier caso, es un muy valioso objeto que ahora se encuentra en mi colección :D... ahora que lo pienso, no puse objetos de Draco en la sala... oh bueno, en otra ocasión me los quedare XD

Que alguien mas siga, no quiero sobrepasarme con demasiados post de "HEY, CONSEGUÍ ALGO ÉPICO"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ygdra
Alma del Bosque
Alma del Bosque
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 109
Puntaje : 158
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/01/2010
Edad : 19
Localización : Anor Londo

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
128/128  (128/128)
Energía:
70/80  (70/80)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 10 Feb 2015 - 23:35

off: perdon por la ausencia y la verdad en este momento no me da el horario pero... ALLEN NO ES EL COOLD DE LA POSADA, ES ALGUIEN QUE QUIERE SER EL, con conocimiento casi nulo en alquimia, siendo unicamente capaz de identificar hierbas curativas...

asi que aclaro, este no es el coold que buscan.
mañana buscare tiempo para responder

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/~hieeru
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Miér 11 Feb 2015 - 11:26

Off: Bueno, eso no estaba claro, debido a como hablaban con Moika xd, pero al menos ahora lo sabemos
Pero tiene sentido que, si se quiere hacer pasar por él, haga como que prepara cosas alquimicas, no? Despues de todo nunca vimos ningun efecto XD

PD2: Por favor crea un portal y saca a Draco de allí antes de que haga 200 posts de todas las riquezas que va encontrando :P

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Ygdra
Alma del Bosque
Alma del Bosque
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 109
Puntaje : 158
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/01/2010
Edad : 19
Localización : Anor Londo

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
128/128  (128/128)
Energía:
70/80  (70/80)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Jue 12 Feb 2015 - 21:21

- CARAJO -grite soltando un frasco con un liquido morado en el suelo- no se que demonios he creado pero arde como el infierno, como se supone que sea una pocion curativa!?

revise de nuevo el libro

- segui todos los pasos, no entiendo como fayo en la unica formula escrita en el libro -mi frustracion se distrajo en un gruñido de mi estomago- supongo que deberia bajar a comer algo

sali de la habitacion y me dirigi al bar, donde me encontre con el extraño que revisaba los picaportes, que a pesar de su actitud y de hablar solo, era el unico humano que estubo en todo esto de los demonios, asi que me sente, pedi algo de comer y voltee para hablar con el

- que enrredo todo esto de los demonios verdad? -no estaba seguro de como entablar conversacion- soy Allen Tsugari

el solo me dedico una mirada antes de volver a su bebida, hubo un breve silencio

- como piensas defenderte Allen?

- que?

- digo -volteo seriamente hacia mi- por lo que he visto vas desarmado, aunque conoces algo de alquimia

- conocer como se dice -dude un momento- no, la verdad nisiquiera puedo hacer una simple pocion de salud

- entonces eres un inutil sin mas

- he, almenos no espio a las chicas por el picaporte

- se llama explorar el entorno peliverde

- y hablar solo se le llama pensamiento critico?

- yo por lo menos podre luchar contra los demonios!

- que no traiga armas no significa que no sepa luchar!!

- entonces demuestralo!!

- esta hecho!!

- nada de duelos los miercoles -dijo el tabernero mientras servia la comida

los dos voltean a verlo con una expresion de ira sorprendente

- si quieren luchar tienen que salir del establecimiento -menciono antes de retirarse

- entonces comere y luego nos enfrentamos -dije antes de voltearme a un plato de pan y algun tipo de carne

- bien
_________________

off: poh naa, al final logre responder sin que se caiga el internet o algo explote, y empese a tachar gente de mi lista de "debo golpearlo en la cara"

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/~hieeru
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Sáb 21 Feb 2015 - 15:20

off: o ser golpeado por ellos xD mejor consigue al menos un cuchillo rápido, antes de andar dandotelas de elfo caballeroso de orejas puntiagudas (?) xD
____________________________________

Había pasado media hora (o eso creía) desde que había encontrado casi por azar la Llave, la espada de la leyenda. El problema actual era que no tenia la mas mínima esperanza de abandonar esta caverna a pie. Y mis conocimientos en portales no eran precisamente avanzados.

Sin embargo, recordaba vagamente fragmentos de relatos en los que se mencionaban extraños portales creados con la Llave. Si este pequeño fragmento de la historia es cierto, tal vez pueda crear uno para salir.

Pero la Llave no era precisamente cooperativa.

Podía alcanzar y sentir su enorme poder, pero después de concentrarme por lo que parecía una eternidad no había logrado nada. Es como si la espada no quisiera ser usada para nada mas que la ocasional cortada de cabezas (?).

-Vamos, vamos... tengo que alcanzar a los demás, a estas alturas ya debo valerles un bledo... o tal vez ni se han dado cuenta de que no estoy?... voy a tener que dar un par de tundas a varias personas cuando salga de aquí- monologaba, cuando oí el inconfundible ruido de rocas colapsando tras un fuerte golpe.

Suponiendo que no tenia mucho tiempo, me levanté e intente nuevamente concentrar la energía del arma para abrir una puerta de algún tipo... de nuevo sin éxito. Oía los gritos de los esbirros demoníacos bajando por el túnel que me había traído hasta la cámara secreta de la Llave. Debía hacer algo rápido.

Entonces los vi llegar en masa, y reaccionando desesperadamente blandí la hoja contra el marco de la entrada a la caverna, para desmoronarla, usando fuerza y magia combinadas.

De repente sentí un mareo en el estómago, y una franja de una luz multicolor se abrió frente a mis ojos. Luego, un gran ovalo cubría la entrada de la cueva.

-... Vale, gracias- dije -luego tengo que averiguar como hice eso..-

Salté al interior del porta-...
______________________________________________




MUNDOS OLVIDADOS

FRAGMENTOS DE SUEÑOS JAMAS SOÑADOS


VERDADES QUE SON FICCIÓN, MENTIRAS QUE SON REALIDAD


VISIONES DE CIEGOS, LA ENFERMEDAD DE ESTAR SANO


EL SIN SENTIDO SE VUELVE LÓGICA

REALIDADES MAS ALLÁ DE TODA FRONTERA, LA VIDA Y LA MUERTE SE MUERDEN LA COLA


NADIE ES TODO, TODO ES UNO, UNO ES NADA, NADA ES INFINITO


EL FIN ES EL COMIENZO DEL FINAL DEL PRINCIPIO




______________________________________________________________________

Desperté con sobresalto, me levanté agitado.

En un principio no sabía donde estaba, pero entonces reconocí la forma de la posada no muy lejos de donde estaba.

Corrí, corrí como un demente, sujetando aun la espada con fuerza en la mano derecha, como si se tratara de la poca cordura que me quedaba.

Llegué a toda prisa, y encontré a dos humanos saliendo de la taberna. Creía reconocerlos... si, eran Errante y el chico peliverde al que confundían con Coold, el Alquimista. Me acerqué, caminando, con la mirada demasiado alterada para parecer cuerdo.

-Hey, es... oye ¿Que te paso?- preguntó el peliverde.

-Yo... yo...- respondí balbuceando -yo... he visto cosas que jamas debieron ser vistas, locuras cuerdas que jamas tendrán sentido en este plano de existencia-


-... ok, necesitas dormir, comer algo y mucho, mucho alcohol- sentenció el peliverde-

-Si... tienes razón, necesito un momento... para reponerme... NO CREERÍAN JAMAS LO QUE VI AHÍ DENTRO- exclame señalando al aire con la Llave aun en la mano.

-Espera, eso es... OH POR GAIA MALDITO BASTARDO, DIME QUE ESO ES LO QUE CREO QUE ES- exclamó excitado el peliverde.

-no lo creerían... no lo creerían... no lo creerían...- murmuraba por lo bajo mientras me adentraba en la posada a pedir un par de botellas del alcohol mas fuerte del lugar. Necesitaba un par de horas de sueño y una buena resaca para olvidar todo.

No creo que use muy a menudo el poder inconmensurable de LA LLAVE.
_______________________________

off: ... ok, mucha demencia xD

La Llave es poderosamente maquiavelicosica (?)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moikah
Elector
Elector
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 43
Puntaje : 47
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Dom 22 Feb 2015 - 19:20

Vemos allí durmiendo a una fémina felina sin un mínimo sentido común.
Oh, despierta y bosteza

....


Me estiro.

-Woah, que clase de sueño tan extraño - Miro alrededor- Oh, eh, Donde.....Creo que... Hm. 

Al ver alrededor puedo notar que esto es algo así como la habitación de una posada, posiblemente la posada en la que irrumpí hace no tanto...

- Pero yo no pedí ninguna habitación, no que recuerde- Dije como si alguien me escuchara.

-Nada, esto es raro, preguntaré al intento de peliverde que paso.... Y el porque de mi dolor de cabeza.- Seguía hablando como si me escuchase alguien más que yo, ja.

Aprovechando me di un baño (bastante refrescante de hecho), me vestí, agarré algunas cosillas que no me gusta dejar por ahí y tiré algunas otras por la habitación. 

-Si tengo habitación la aprovecharé aunque sea un rato - Me dije; entonces me dispuse a hacer algunas cosillas que me gusta hacer en los lugares que tomo para quedarme, como sellar la habitación en un pedazo de dimensión diferente, útil si destrozan el lugar, pues todavía tendré mi desorden intacto y ¡ellos todavía una habitación! 
Si, útil.

Salí y le puse un sello mágico simple a la cerradura, no tenía llaves pues.
Baje y de inmediato busqué al intento de peliverde que parecía estar comiendo. Me acerco. 

-Oye, hey, oye, hey, oyeeeeeee~~ Nyaaaa~~ -

-¿Qué? - Me mira como si estuviese algo irritado, parece que no le han dejado comer.

- Dimeeeeee~  como carajos llegue aquí, y que chingaos pasó mientras dormía. ¿¡Y cómo es que me quede dormida!?- Primero le lancé una mirada cuchi, luego una seria y luego confusa, a ver si funciona esto de ser bien expresiva. Es molesto. 

- No tengo tiempo para explicarte... y de todos modos, ¿¡Por qué yo!? - 

- Porque tu estabas conmigo, maldito peliverde - Le amenazo con la mirada, no funciona..... - Te pago la maldita comida. PERO DIME JOER. -

-Vale. - Accede de inmediato, es un....

...Un rato más tarde...


- Y en realidad no se porqué te quedaste dormida.... - 

- Oh....-  Ambos tomando un cafesitu - Entonces un duelo con ese otro humano...Ppffttt, tengo que verlo. Apropósito, ¿Tu pagaste la habitación? -

- ¿No tenías tu ya una habitación? ._. -

-No...- 

-Pues a mi cuenta no está. Y ni se te ocurra - 

-Joder...- Me levanto- Entonces tengo algo que hacer, moco, avísame para ver el encuentro. -En eso me levanto y me dirijo a hablar con cierto dueño de posada.


El dueño está en la entrada del establecimiento.
Inmediatamente que me ve me hace señas para hablar, yo de todos modos voy directo hacia él.

- Disculpe pero...- Iba diciendo, pero el muy grosero me interrumpe.

-Disculpe usted, se que viene a preguntar por su habitación, pero no se preocupe, hace un tiempo una persona con una pinta muy extraña llegó a la posada pagando una habitación por masomenos una semana, diciendo que se la reservemos a una chica gato que traería desastre.- Me miraba con una sonrisa soberanamente irritado.

-Parece que no le agrada la..- de nuevo interrumpida.

-Para nada. Sobretodo la parte del desastre, pero por eso digo, su habitación está pagada, por una semana y algo-

-Eh, vale-  Me alejo rápidamente de aquel sujeto, que pedante.


Subo a las habitaciones y toco la puerta a mi vecina de habitación(?). Me habían dicho que es una perrita. Vaya cosa. me quedo esperando una respuesta...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Oniu
Elector
Elector
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 53
Puntaje : 53
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/08/2014

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 24 Feb 2015 - 21:31

Levante la cabeza en dirección a la puerta, ¿Quién estaba ahí? ¿Sera que me traen comida? 
Ese pensamiento me seduce tanto que me bajo emocionada de la cama, no sabía que había servicio telepático al cuarto. Me transformo a la anatomía humana y termine pegada contra el suelo, no podía mantenerme sobre mis piernas o mejor dicho sobre mi pie derecho específicamente.
-Pase- en vez de una frase normal salió como un lamento, y me decepciono lo que vi.
No era comida
-¿Qué?- pregunto la chica gato entrando a sus anchas a la habitación- Así que tú eras la perrita que estaba aquí-hizo como olfateara el aire- deberías tomar una ducha pequeña, hueles a sapo en vez de a perro. 
-¿Puedes ayudarme?- pregunte bajando las orejas, me miro confusa- no me puedo apoyar de un pie, duele mucho y tampoco puedo mantener mi forma mucho tiempo.
Crack. Me encontraba nuevamente en cuatro patas, al menos me puedo movilizar mejor por el apoyo de las patas delanteras, mire a la chica gato que me miraba divertida. 
-No soy curandera, soy una hechicera pirómana, tampoco se preparar buenas “pociones”- la chica gato bostezo 
-¿Al menos puedes bajar a pedirme algo de comer?- vaya que indiferentes son los gatos- Por favor. Por cierto soy Oniu.
-Moika- contesto la hechicera- Ya vengo.
Moika salió de la habitación, camine hasta el cuarto de baño-la puerta estaba abierta- y me asome, no era el mismo cuarto que había alquilado al inicio, pero era más cómodo y amplio, también note que las cosas estaban a un nivel menor, perfecto para desplazarse abiertamente, el agua de la tina estaba lista para usarse. Espero no ahogarme, pero necesito recuperar algo de fuerza para revisarme la pata. 
Yo aquí, mientras no sé qué es de la vida de Errante, Ryu, Murrok y el vampiro negro, según mis instintos algunos estaban aquí pero el sentido de peligro y temor aumentaba con cada minuto. 
-Realmente tengo que relajarme- dije metiéndome en la tina, que asombrosamente era baja, ahora ¿cómo hago para restregarme?
Sentí algo frotando mi espalda y para mi sorpresa ¡un cepillo estaba flotando! ESTO ES BRUJERIA, había otro frotando una de mis patas y otro en mi cabeza.
Este será la mejor posada en la que eh estado, o simplemente es una distracción para relajarme.
Análisis a este lugar, está de pie y en buen estado para haber sido casi calcinado, atienden muy bien, y tiene lo que pocos lugares tienen: servicio mágico. 
¿Y a qué viene esto? Lo que nos espera será bueno
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moikah
Elector
Elector
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 43
Puntaje : 47
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 07/08/2012

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Mar 24 Feb 2015 - 23:16

Me reía de la ingenuidad de la pequeña perrita mientras le ayudaba con su baño, yo, espiándola desde la puerta, es decir, no es difícil....
Igual la dejo jugando y vuelvo a bajar para pedir comida.

- Dos, eh, no se, pasteles de atún~ - Digo al mesero de turno, pobre diablo, parece fastidiado

- No tenemos de eso, sólo hay cosas con carne, señorita. - 

- YO, QUIERO - Me levanto. - PASTEL DE A-T-U-N - Un aura de fuego de alza a mi alrededor, me brillan los ojos y el mesero se acojona; sale corriendo a la cocina. Creo que funcionó. 
me siento a esperar.

A otro mesero que también estaba algo acojonado le pido un mojito. 

- También un bol de pudín de postre y una ensalada con hierba gatuna porfavor-  Ahora si ya no pido nada más, todo a cuenta de la perrita, claro que se enterará después.

Tarda un poco, puesto a que ninguna de las comidas se supone que las hacen. Pero mi poder de persuasión es grande(?)

Miro alrededor y el lugar está algo vacío, ya no veo al peliverde. 

LLega la comida y me levanto, y lo llevo a la hab de la perrita, pensándolo bien no se ni porqué accedí a traerle comida, no es mi problema, sólo quería preguntar al...Oh, si, ella paga y yo también como; no creo que le moleste, jaja.

De todos modos, voy, abro la puerta de manera brusca.

- KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHH!!! - Oniu (Era así su nombre, creo) me lanza lo que tenía en la mano, eh, una toalla. -¿¡Qué no sabes tocar!? - 

- Comida. - Dije.

- ¡Comida! - Dijo moviendo su cola - Heey! Trampa! - La perrita estaba toda ruborizada. - ¿¡Qué no piensas voltearte o algo!?. - 

-Me das risa - Yo teniendo una cara completamente seria, me acomodé en su cama y también la comida - Vamos a comer, no te tienes que vestir si no quieres. -

Ella se había quedado parada tapándose como una estatua, eso era lo que me parecía gracioso, igual al comentarlo se volvió a su forma de asqueroso pulgoso. 

-Traje, pasteeeel de atún, ensalada con hierba gatuna, no juana, ehh, y esto, pudín. - Todo un banquete...para mí, seh. No tengo idea si le gustará.

Empecé a comer sin pararle mucho a la perrita.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Miér 25 Feb 2015 - 1:04

Errante ya había terminado de comer (alguna clase de sopa de mazorca, no quiso preguntar; los duendes que cocinaban sólo le dijeron que era el "especial de la casa") y se encontraba afuera, esperando a su oponente.
Había él apurado mucho la comida. "por qué se tardará tanto" - Se preguntó. "Podría haber arreglado mejor las cosas".

No quería en realidad atacar a ese tipo. En realidad no le caía mal y pensaba que luchaba para las fuerzas del bien, si es que se podría decir eso. Si luchaba de verdad, iba a lastimarlo. Por eso, simplemente escondió en el suelo, donde el peliverde se suponía que iba a estar parado, una carga de estruendo. El control remorto estaba en su mano. La carga estallaría y por el ruido y la vibración, su "oponente" quedaría inconsciente.
¿Era trampa? Quizás. Técnicamente no, pues no habían colocado reglas. Pero aunque lo fuera, debían concentrar sus energías en luchar contra la pronta invasión demoníaca que se aproximaba. Todavía recordaba las letras rojo sangre en la nota del rey de los infiernos; y un poco más dostante, como un sueño, su rostro maligno en la corte infernal.

Finalmente Allen salió de la posada, mirando a varios lugares como buscando a alguien que se suponía que lo acompañara.

- Oye tú, has visto a Moika por aquí? Es una chica gato, como de ésta altura. -Dice señalando con sus manos.

¿Él y la hechicera malvada se conocían? Quizás no fuera él tan inocente después de todo. La figurilla en el bolsillo vibraba con impaciencia, pero Errante se mantuvo firme. -Nada puede compararse con lo que pronto estaremos enfrentando.-Se dijo, como para que el ex-vagabundo escuchara.

- No, no la he visto. -Contestó secamente el humano.- ¿Vamos a pelear de todos modos, o necesitas que tu amiguita mire como te hago caer con facilidad? -Provocó a propósito, en realidad sólo esperando que acabara pronto.

- ¿Listo, presumido? -le preguntó ese chico, aún desarmado. Si el humano lo atacaba con su maza de demolición, le partiría el cráneo.

- Listo. Párate bien en la equis en el piso, son nuestros lugares asignados. -Le contestó el forajido.

3,2,1...
Errante pulsó el botón en su mano y la carga detonó.

* * *

- Shh, está despertando. -Apenas audibles, sonaban las voces.

Allen abrió los ojos. Estaba rodeado de personas mirándolo. Apenas sí comenzaba a recolectar las imágenes de lo que había sucedido antes. Se paraba en su lugar, se daba la órden de comenzar el duelo... y luego, todo negro.

- ¿Dónde estoy?  ¿Cuánto tiempo pasé inconsciente? Juro que si veo a ese tipo... - Empezó, mientras sus sentidos regresaban a él.

- Calmate, tenemos cosas más urgentes de las que ocuparnos. -Le dijo Errante.

- Además, sólo fueron como 5 minutos xD -Rió Ryu, parado al lado. Esa era su habitación.

- ¿Qué es más importante? -Inquirió el falso alquimista aún desorientado.- Aaah los demonios.

- Yo iba a decir escuchar lo que dicen las chicas en la habitación de al lado, pero eso también sirve :lol:  -Afirmó Errante.

En eso la hechicera derriba la puerta de un golpazo mágico.

- ¿Olvidas que mis sentidos son más agudos que los vuestros, par de primates?
- ¡Y los míos también! -Se apresuró Oniu a entrar detrás, aún mojada pero vestida, y cojeando un poco.

Pero aún detrás de ellas, se asomó un duende de la posada:

-Ah, veo que están todos juntos. Eso facilita... el amo me dice que ustedes hablaban no sé qué cosas de demonios, y que quizás quisieran saber que los habitantes del pueblo atraparon a un diablillo rojo rondando cerca de la posada. Lo tienen en el Templo del Sol, en las afueras de la ciudad, y planean quemarlo al atardecer...

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"


Última edición por Equivocado el Jue 26 Feb 2015 - 3:41, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Miér 25 Feb 2015 - 22:00

-Espera ¿que lo van a quemar vivo?- preguntó Errante sorprendido.

-¿que los demonios no son resistentes al fuego?- apuntó Allen, confundido.

-No todos- aclaré -pero dudo que estos no lo sean-

-Se lo quemará con llamas sagradas traidas de una ciudad no muy lejana que cuenta con un templo- explicó el duendecillo.

-quemar cosas...- los ojos de Moika brillaban con una extraña luz apasionada, como si redescubriese el proposito de su existencia en la idea de las llamas (?)

-... Bien, no perdamos mas tiempo- dije, levantandome -Vamos, aprovechemos la ocasión-

-¿Para ver como un ser es torturado hasta el momento de su muerte?- inquirió Errante, algo irritado por la barbarie del lugar al que habia ido a parar.

-... No, para interrogar al diablillo y averiguar los planes del ejercito invasor- replique

-... ah, claro-

Dejado todo en claro, el grupo atravesó el pueblo hasta el lugar de la pira donde pensaban quemar al diablillo. Ahí encontraron a una pequeña multitud congregandose en torno a un gran tronco donde se hallaba atado el pequeño servidor del inframundo.

-Abran paso, un momento, permiso...- pedía Allen mientras el grupo avanzaba.

-A ver... ehm... dinos cuales son los planes de tus señores o... te cortamos la cola (?)- anunció Errante

-... mejor dejale esto a alguien más- le sujerí -Bien, empieza a hablar-

-NUNCA- grito el diablillo

Encendí mi mano en un fuego blanco y me acerqué al diablillo.

-QUEMAR COSAS- gritó Moika -WEEEEEEE-

-Calma, calma, aun no lo haremos arder, eso es mas tarde- trataba de calmarla Oniu.

Le acerqué mi mano al diablillo cerca del cuello -Habla- volví a insistir -o tu muerte será aun mas dolorosa de lo que estos aldeanos desean-

El diablillo aun no cedia, así que pensé en un segundo metodo para hacerlo hablar.

-Habla... o te hare DARTE UN MALDITO BAÑO-

-NO, TODO MENOS ESO, TODO MENOS AGUA Y JABON, SON ENTES MALIGNOS QUE DEBEN SER ERRADICADOS DE ESTA TIERRA. BAÑOS NOOOOOOOOOOO- grito desaforadamente el diablillo.

Los aldeanos empezaron a plantearse si quemar al demonio realmente era una buena idea

-Eso fue... inesperado- dijo Errante

-Los diablillos suelen tener aversion por el agua, el jabon, o peor, ambas - expliqué -Ahora, habla-

-NOOOOOOOOOOO-

-Allen, busca un balde con agua- pedí

-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO-

-... Ire a buscar el jabon- se apuntó Errante.

-Habla o te restregaremos la mugre de toda una vida- amenacé (?)

-NOOOOOOOOOOOOOOOOAAAHAHAHAHHAHAHHHGHHGHGHHRHHRAHJKHFDKJJASLJKDJASJKDFJH AHHHHHHHHHHHHHHHHHH ESTA BIEN, HABLARE, PERO ALEJEN ESOS MALDITOS ELEMENTOS DE MI SEEEEER, PREFIERO EL FUEGO-

-Bien, ahora ¿que planean los demonios?- dijo Allen

-MI SEÑOR NO PUEDE LLEVAR A SU EJERCITO, ASI QUE DEBIAMOS ABRIR UNA NUEVA RUTA-

-... Gaz'bot- dije por lo bajo -¿Acaso pueden mantener abierto el portal de esta espada?- preunté mientras lo apuntaba con la Llave -ustedes no pueden manejar su poder, ni siquiera acercarse a ella-

-LA ESPADA... ESTA POSEIDA-

El diablillo estalló en risas malignas.

Sin pensarlo dos veces, tomé la Llave y se la arrojé a través de la garganta. Un par de estertores, y estaba muerto.

Luego arranqué la espada.

-Saquemos a la gente del pueblo, esto pronto será un campo de batalla- dije -yo ire a ver que hago con ese portal-

Dicho lo dicho, salí a toda prisa en dirección a donde recordaba, en mi trauma absoluto, haber salido del portal...

Seguro que cuando regrese querran matarme.
____________________

off: ok, se hizo mas largo de lo que pense xD y ahora todos querran verme muerto y no se como saldre de esta weeeeeeeeeee xD xD xD :lol: :wink: :( :?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Jue 26 Feb 2015 - 20:50

Off: Veo que leiste mi post de construcción xD

__________________


Rygnis corrió y corrió, tratando de deshacer el gran daño que había causado al mundo... quizás, quizás podría cerrar de vuelta el portal...

Buscó el lugar de donde había venido. Su memoria no era exacta. No se veía ninguna brecha, pero... ¡Esperen! Ahí, una distorsión, como de calor escapando. Como las ondulaciones que generan las fogatas en el aire.

Se acercó para intentar cerrar el portal; pero antes de saberlo, como un imán, la espada lo llevó hacia el otro lado. Esa era la "Sala del tesoro", pero ahora mostraba en sí temas demónicos en las paredes. Cabezas talladas con espectaculares cuernos. La Llave brillaba de un rojo intenso y comenzó a vibrar... pronto de ella, unida por un hilo finísimo, salió la figura luminosa de un demonio distinguido.

- Rygnis... o como te llamaríamos aquí, Malfegullendor ;)

- No sé de qué estás hablando... tu eres el demonio que está poseyendo la espada!?

- Sí, así podríamos decirle... no te agites. Estamos entre familia. No estoy aquí para hacerte daño, sino para revelarte cosas de tu pasado... y de tu futuro.

- Te cortaré el cuello cuando termines.



- Sería gracioso que lo intentaras. Pero bien, henos aquí, ¿Y acaso no quieres saber por qué eres tú y no otro? ¿Tus padres no pudieron contarte mucho de tus orígenes, o sí?

- ...habla.

- :keepcool: Verás... La Llave, según tenemos entendido, es una antigua tecnología élfica creada para derrotar y sellar titanes. El Caballero, en última instancia, dejó aquí para impedir que nuestro Señor y sus Ejércitos escaparan. Nosotros no podemos tocarla... pero examinando nuestras posibilidades, logramos ver una forma...

- Continúa...

- Un par de los nuestros estaban ya en la superficie. Comunicándonos de formas que obviamente no voy a revelar, pudimos decirles nuestro plan. Se harían pasar por otras especies... tomarían ingenuas elfas azules, hadas... tendrían tratos con hechiceras... se acercarían a los Dracónidos... y luego de suficientes generaciones, la sangre demoníaca estaría suficientemente mezclada y disuelta.  Agregamos a la mezcla poderes mágicos y tenemos la persona perfecta para romper el sello de la Mina Sin Fondo y llegar inevitablemente aquí. En ese momento sería que empuñaría La Llave.

- Y ese soy yo... -Reflexionó consternado Rygnis.

- Sí, ese eres tú. Pero no bastaba con que un semidemonio mágico con sangre élfica pudiera empuñar la espada. Debíamos poder controlar sus poderes... y controlar a su controlador, que luego de tantas generaciones no tendría más que en el subconsciente los mandatos de nuestra raza. Así es como hicimos uso de la forma incorpórea... muchos diablillos y demoniso menores fueron sacrificados hasta que finalmente supimos cómo infiltrarnos incorpóreamente en el artefacto. Naturalmente, nada diré de eso.

- "Naturalmente" :dontcare:  -Se burló Draco.- ¿Eso es todo? Porque estoy a punto de cerrar su única salida.

- Para nada... :evl:  -Rió el demonio.- Permíteme presentarme: Soy Mefisto, el Embajador de los Infiernos. Nuestro Amo tiene una oferta para tí... has probado tu valía. Nos has liberado de las malditas cadenas que nos aprisionaban. Por ésto, te debemos agradecimiento. Tu lealtad será recompensada. Vemos que eres un ávido guerrero, un hábil mago. Conoces la Superficie como ninguno de nosotros. Puedes llevar en tus manos la legendaria espada, que es lo único teóricamente capaz de volver a derrotarnos. Tenemos por lo tanto una oferta para tí: Serás el general de nuestras horda. El Malísimo, siendo un Amo generoso, me ha autorizado a ofrecerte la mitad de los territorios que tu horda conquiste... más el 50% de las almas que capture. ¿Qué dices? Poder casi sin límites, volver con los tuyos... nunca volver a ser perseguido u odiado por estúpidos cazadores... dejar de huir, dejar de esconderte. ¡Sentarte en un trono de hueso y llamas, conocer los secretos de tu extirpe, infundir terror a los vivos y a los nomuertos! ¡Nadie sería tan tonto de rechazar tanta infame gloria, Malfegullendor!

* * *

Mientras tanto, en el Templo del Sol, en medio del bosque...

- Se fue, no podemos encontrarlo... lo perdimos. - Decía Errante luego de haber salido corriendo tras Rygnis pero, por el peso de su mochila llena de herramientas y explosivos (xD), no llegar a alcanzarlo.

- Cállate humano, creo que tengo un rastro... -Decía Moika.- Ah no, era sólo el olor de donde habían traido el diablillo... maldición.

- A mí me pasa lo mismo. -Decía Oniu.- Además, por alguna razón también su otro olor está mezclado por todas partes.

Los pueblenses (?) corrián histéricos en todas las direcciones al grito de "¡Estamos condenados!".

- Nosotros lo vimos. -Afirmó una convincente voz femenina, gritando fuerte, pero con una nota musical.

- ¿Quién dijo eso?  -Preguntó Errante mirando para todas partes sin ver nada.

- ¡Allá arriba! -Señaló Allen.

Era una elfa de largos cabellos rubios. Estaba en una casa del árbol, muy alta... bajó rápidamente por una liana.



- Fue hacia el centro del pueblo. Deberíamos seguirlo y... acabar con él. ¡Por Vanya! Tengo un equipo de arqueros con puntas de plata listos. Estuvimos preparándonos para éste momento desde que los árboles de éste bosque eran sólo retoños... ¿Vamos a hacerlo con ustedes, o sín ustedes?

Los héroes se miraron entre sí...

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Ygdra
Alma del Bosque
Alma del Bosque
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 109
Puntaje : 158
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/01/2010
Edad : 19
Localización : Anor Londo

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
128/128  (128/128)
Energía:
70/80  (70/80)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Jue 5 Mar 2015 - 13:05

- Buena suerte -dije observando al pueblo- tengo mejores cosas que hacer

- Como puedes decir eso! -exclamo aquel tramposo- es nuestra culpa que se liberaran esos demonios y es nuestro deber detenerlos

Nuestra culpa dijo? Yo no tengo nada que ver, lo unico que hice ese dia fue evadir el peligro, como suelo hacerlo

- Este no es mi asunto, todo lo que quiero son las paginas que carga la hechicera gato

Esta me mira un poco confundida, no recuerdo si logre mencionar eso en nuestro encuentro previo

- he -se rio de una manera que me irrito- yo pense que serias algo mas que un simple buscapleitos Coold

de algun modo escuchar ese nombre me revolvio el estomago, ser llamado asi era como echarle sal a la herida en mi orgullo

- no me llames asi -voltee lentamente hacia el- no soy digno de cargar el titulo del maestre alquimista, mi nombre es Allen

Respire hondo, no era momento de perder la calma, voltee hacia moika, sonrrei y le dije con un tono mas alegre

- volvere luego por las paginas del diario -me dirigi hacia el pueblo- si quiero ser de utilidad nesesito buscar algo primero

Los presentes se miraron, siendo que oniu no entendia que paso, finalmente la elfa llamo su atencion

- ya tomo una desicion, ahora les toca a ustedes.

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/~hieeru
Oniu
Elector
Elector
avatar

Experiencia 400
Mensajes : 53
Puntaje : 53
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 21/08/2014

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
100/100  (100/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Jue 5 Mar 2015 - 19:17

-¿Decidir qué?- mi confusión era notablemente obvia ¿ahora en que lio me eh metido?
-Que van hacer- dio suavemente la elfa- Pero procuren tomarla rápida
-¡¿Pero qué tengo que hacer?! No entiendo…
Un gemido-aullido de dolor se escapó de mí, había vuelto a mi forma original nuevamente, la elfa me miro con algo de curiosidad pero sin darle mucha importancia al asunto.
Me eche en el suelo jadeando, agitada y cansada, había dormido mucho y comido algo de lo que había traído Moika al cuarto. Mire en dirección al pueblo y luego a la elfa y a los chicos. Tome una 
decisión


Voy con ustedes. Pensé abiertamente para que me oyeran, hablar ya se me hacía algo tedioso
-Ni hablar, estas herida- dijo de repente la elfa- Un licántropo fulgor son muy útiles, pero no vale la pena si está herido. Más que ayudar estorbarías y la idea es que NADIE resulte herido.
¿Y para qué demonios me dijiste que tomara una decisión si igual no puedo ir? Rugí internamente,  mi pata derecha me temblaba ligeramente, no podía mantener mucho peso sobre ella, mi lomo se erizo y mostraba los colmillos algo molesta, pero me senté gruñendo por lo bajo.
-Eres joven y estas herida, ve al templo a que te curen y espera un milagro- dijo pacientemente la elfa sin inmutarse por mi reacción, les diré que te acompañen.
La chica hizo una seña y bajo de los arboles un elfo,  me agarro del pelaje de mi cuello y comenzó a jalar un poco en dirección al templo.
-Oniu, no seas malcriada- dijo reprochándome Errante.
-Nosotros estaremos bien….supongo-dijo Moika mirando al vacío.

El elfo continuo jalando, bufe y comencé a cojear hasta el Templo del Sol, quizás pueda hacer algo útil desde aquí.

______________________
:weee: :weee:
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Vie 6 Mar 2015 - 13:47

-... a ver si entendí bien- dije tras un momento de silencio -Si conquisto la superficie al mando de sus fuerzas, me darán territorios y gente a la que gobernar con mano de hierro por el resto de la eternidad-

-Es correcto, si...- respondió Mefisto.

-Poder practicamente ilimitado-

-Si, si...-

-Volver con "los mios", y, en resumen, volverme un semidios en potencia-

-SI, SI-

-Paso-

El comentario fue tan extraño y contradictorio con lo anterior que Mefisto calló por un par de segundos. Luego estalló en carcajadas.

-Ya, ya, buena broma. Entonces ¿firmamos el trato?-

-¿Que parte de "paso" no dije claramente?- insistí.

-... rechazar semejante oferta sería...-

-¿Una estupidez? ¿Una locura? ¿Suicidio?- dije enumerando con los dedos -La verdad sea dicha, bien poco me importa salir a cortar cabezas y conquistar al mundo-

-Y sin embargo, buscas poderes ancestrales mas allá de tu comprensión-

-Ah, es eso... ¿realmente pensaron que buscaba la Llave y los tesoros del Mago por poder? ¿para ganarme un lugar en el mundo?-

-... ¿y por qué razón si no? Eres un ser repudiado por todas las razas de la superficie, nunca encajaras entre ellos. TU mismo admitiste que lo mas probable es que si salías de aquí intentarían matarte-

-Me importa un BLEDO que quieran matarme, y siempre ha sido así. No es que no quiera cambiar la situación de mi raza, y dejo en claro que no hablo de ustedes montón de cenicientos bebedores de lava, pero no veo como conquistarlos haga que cambien de idea-

-¿Y bien? ¿Cual es tu oh grandiosa razón para arriesgar tu vida en busca de estos artefactos en un mundo en el que cualquiera podría decidir que te quiere ver muerto?-

-La misma que tienen todos para vivir: perseguir mis sueños-

-... Como quieras, Malfegullendor, aqui y ahora, has escrito tu condena, y la de todos los que contigo luchen-

Mefisto se alzó en su eterea forma, amenazante.

-... ¿Sabes? desde el principio hay algo que no cuadraba en tu esquema-

-¿Oh? dime, oh sabio cazador de sueños ¿En qué nos hemos equivocado?-

-Un demonio no puede entrar en contacto con la Llave o sus energías sin sufrir serios daños ¿Como podría acaso alguno pensar en poseerla?-

-... Ya te expliqué que muchos diablillos fueron sacrificados para que fuese posible, y ahora yo...-

-Un demonio sencillamente no puede siquiera intentar sostener esta arma, ni tan siquiera su amo y señor... a menos que no la esté tocando realmente-

Antes de darle tiempo a pensar, canalicé la magia de la Llave y la hice formar viento a su alrededor, un fuerte viento huracanado cargado de energía pura. La espada brilló, y el humo que formaba el cuerpo de Mefisto se tornó negro mientras este gritaba agonizante.

-TE MALDIGO, RYGNIS MALFEGULLENDOR, A TI Y A TU RAZA DE BASTARDOS-

-Meh. Ponte en la cola, hay mucha gente antes que tu-

Con un fuerte estallido, lo que quedaba del humo se dispersó en la caverna. Dudaba seriamente que solo con ello hubiese matado al demonio, pero al menos lo inhabilitaba por un rato.

Ahora, tenía que salir del lugar.

Una vez atravesado el umbral de magia, intenté cerrar la brecha de la misma manera que la había abierto. Pero en el intento, una energía oscura salió a mi encuentro y me repelió con una fuerza que me lanzó contra el suelo. Volví a ponerme en pié y a toda carrera volví a intentarlo. El resultado fue el mismo, quizá hasta con mayor fuerza.

Volvía a ponerme de pié cuando escuche la voz.

-¡Alto! ¡No hagas ningun movimiento sospechoso!-

Altos elfos, el timbre de la voz es inconfundible. Lentamente alcé las manos, haciendo énfasis en hacer notar la espada, la Llave, con la esperanza de que no me mataran en el acto.

______________________________________________________________________

Off: ... weeeee, otro post largo  :lol: okno esto ya es demasiado, espero no andar con posts de este tamaño toda la historia xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Sáb 7 Mar 2015 - 1:54

Oniu era acariciada por un cepillo élfico mientras un sacedorte del Sol la colocaba en un pedestal del templo al que daba mucha luz, con el intento de sanarla.

- Se ve que ha aspirado polvo de las profundidades... -Dice el sacerdote, cual si de veterinario se tratase.- Casi todos los ejemplares de esta especie son alérgicos. Es bueno que la ha traido. -Le dijo al elfo y al par de personas que miraban.- Podría haberse deteriorado.

La licántropa de hecho se sentía muy cómoda mientras se le realizaban las rutinas de curación, y respiraba el aire puro del bosque y esencias de menta y algarrobo... tal vez la vida no era tan mala después de todo.
Aunque, en el fondo de su mente, aún quedaba la preocupación por sus conocidos y qué les estaría pasando.

____________________________________________

- Está bien. -Había dicho Errante.- Yo los ayudaré. Pero con una condición: No deben lastimar al demonio.

- No tengo ninguna piedad por los de su raza, ni por la opresión que han causado a los incontables mundos. -Dijo despectivamente la elfa, poseyendo conocimientos para él lejanos.

- No importa eso... él ha sido un buen compañero y no ha oprimido a nadie. Prométanlo y seré su aliado.

- Como desees. Si coopera, no le sucederá nada. No es de todos modos nuestra intención matarlo. -Aclaró la líder.- Sino sellar de nuevo los infiernos y terminar la tarea... pero dudo que coopere.

- Cooperará. -Dijo seguro el humano.

- ¡Yo no me voy a perder de ésto! -Se sumó la hechicera gata.


- Muy bien. Soy Teleya, descendiente del clan de Uri, representante de la Hermandad de Especies... ahora, síganme.

* * *

"Humano lento, ¿Para qué tiene que ir tan cargado?" -Se preguntaba la elfa mientras disminuía su paso para que Errante y su pesada mochila pudieran seguirlos.

El cristal del collar de Teleya comenzó a brillar indicando el lugar donde el portal estaba abierto. Entonces, vieron que frente a él estaba Rygnis gesticulando hacia él con la espada y cayendo.

-¡Alto! ¡No hagas ningun movimiento sospechoso!


Rygnis levantó las manos y se quedó como paralizado. Tres arqueros élficos le apuntaban directamente con flechas de punta de plata. Dos más estaban en los árboles camuflados y listos para actuar.

- Llevas una reliquia de mi pueblo. Entrega la espada y no te haremos daño, semidemonio.

- La espada está poseida por fuerzas infernales. -Objetó Rygnis.- Si se las doy estaría actuando a su favor...

- ¡Mentiras demoníacas! -Gritó firmemente la elfa.- Ya escuchamos al diablillo y su lengua calcinada. La Llave no puede ser tocada por ningún demonio puro y mucho menos poseida.

- No es exactamente eso, hay un campo de energía que rodea y manipula...

- Déjeme matarlo. -Rogó a Teleya el que parecía el comandante de los arqueros.- Haremos un favor al mundo librándolo de la escoria demónica y recuperaremos la paz...

- ¡Conténte, Vandor!

- No, ya no puedo. ¿El Caballero ha muerto por nada? Nos hemos contenido por siglos... ¡Gaia ya no puede seguir sufriendo a causa de la cobardía!

Liberó la flecha pero increíblemente su trayectoria fue desviada, pasando a centímetros de la cabeza de Rygnis. Errante se había lanzado sobre Vandor y arrebatado su arco, desviando su ataque e impidiéndole dar en el blanco. Por su mente pasaban las imágenes de la posada (que ahí mismo podían ver a cierta distancia), de las minas, y del infierno, donde el dracónido no los había abandonado, y había sido atacado injustamente por los Cazadores.

Ahora su piel se quemaban por la madera del arco, de una pureza tan atroz que no podían ser sostenidas por manos humanas sin herirlas. La soltó mientras sus dedos se prendían fuego y él caía al suelo.

- Tus sentimientos nobles son sin embargo un peligro... -Anunció Teleya mientras colocaba una hebra fina como flecha en su arco, que se volvió sólida y fluoresció azul.- ...que no podemos permitir.

El flechazo dio directo en el medio de la frente de Errante, sin derramar sangre, y las llamas se apagaron. La flecha misma se deshizo en pequeños triángulos de nada y en su lugar sólo quedaba un resplandor ténue. Él no daba señales de consciencia o movimiento.

"Y ésta quién se cree" -Fue, insólitamente, lo que pasó por la mente de Moika.
Rygnis abrió los ojos bien grandes.

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Equivocado
El Primero y el Último
El Primero y el Último
avatar

Experiencia 50
Mensajes : 367
Puntaje : 541
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 01/01/2010

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
79/95  (79/95)
Energía:
63/115  (63/115)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Dom 15 Mar 2015 - 1:44

Off: Bueno,ya que nadie lo continúa, la desestanco yo mismo :P
_______________

- ¿Qué miras, demonio? -Le dijo Teleya al notar la sorpresa de Rygnis.- Él sólo está dormido. Ahora anda, entrega la espada...


El arco de todos los elfos se tensó casi al límite, al punto que era increíble que sus cuerdas no se rompieran. Ninguno de ellos hizo ningún ruido. Sus miradas estaban fijas en total concentración.

El semidemonio comprendió que no tenía opción. Ni siquiera un hechizo lo salvaría, ya que dispararían al mínimo movimiento.

- Bien, me rindo. Pero no digan que no se los advertí.

Bajó la espada y la entregó directamente a la elfa. Ésta la tomó con una mano firme mientras guardaba su arco a su espalda, y el metal de la hoja resplandeció como si acabara de ser creada, como si recuperara su propósito.

- Adelante, Arqueros. -Arengó Teleya.- Tenemos una misión que terminar.

Sólamente dicho ésto, toda la media docena de elfos corrieron a la distorsión que era el portal a la Sala del Tesoro. Y con ésto, al Inframundo. Horrorizados, los presentes vieron cómo el portal era cerrado por dentro con La Llave. ¿Desearían derrotar al Rey de los Demonios? ¿Eran eso una esperanza, o la señal de que toda esperanza estaba perdida?

Sin embargo, a sus espaldas, "Malfegullendor" veía algo... una luz... que se acercaba desde el horizonte. Una poderosa luz dorada. ¿El Sol? ... Imposible ... era de día.
En cambio, desde el bosque provino Oniu, en su forma de loba, brillando de tal forma que lastimaba los ojos. Pero Errante no se despertó.

- Oh, eres tú de nuevo... -Se hizo la indiferente Moika.

- Eh chicos, que los sacerdotes hicieron un buen trabajo en curarme, ¿No? Me siento como nuevita :D ¿Y cómo les fue?

______________________
"Si no riegas la planta, no esperes el fruto"


Última edición por Equivocado el Dom 15 Mar 2015 - 17:50, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alkimia.webmmorpg.net
Rygnis
Administrador
Administrador
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 174
Puntaje : 229
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 22/11/2010
Edad : 19
Localización : Perdido y sin GPS

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
100/100  (100/100)
Energía:
95/100  (95/100)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Dom 15 Mar 2015 - 13:04

-En resumen... Errante esta noqueado, tuve que ceder el arma mas poderosa en la existencia y ahora los elfos de pacotilla están en el inframundo haciendo quien sabe que...- expliqué -y es por esto que históricamente nadie quiere la ayuda de los elfos. Jamas-

-... oh... me perdi de mucho ¿eh?- suspiró Oniu.

-Meh, fue bastante rápido- 

Me acerqué al humano inconsciente, revisando rápidamente sus signos vitales. Conociendo a los elfos, probablemente añadieron algo de esencias magiacas a ese disparo de luz o lo que sea que le lanzaron a Errante. Intenté despejar la magia, pero como suponía, las esencias elficas impedían que mi magia hiciese efecto.

-Nada, no puedo despertarlo-

-... y si le caliento un poco los pies? :D- sugirió Moika, a lo que le respondo con un buen zape y un "calmese gato".

-Creo que necesitaremos algo de ayuda de cierto peliverde- afirmé -si es que realmente puede hacer algo de alquimia decente-

-¿Y los elfos que?- preguntó Oniu.

-Que el averno se los lleve, probablemente ya fueron capturados o derrotados. Y ahora los demonios vuelven a tener la llave para salir de su prisión... volvemos al inicio. Supongo que tendremos un par de horas de tregua, con suerte medio dia, pero luego habra que luchar o huir. Y como vengan mas elfos juro se van a enterar lo que es cabrear a un Ceniza de Zafiro-
_____________________________________________

off: genial, ahora voy a estar perpetuamente cabreado con la mitad de mis ancestros, y perseguido por la otra mitad xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ygdra
Alma del Bosque
Alma del Bosque
avatar

Experiencia 0
Mensajes : 109
Puntaje : 158
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/01/2010
Edad : 19
Localización : Anor Londo

Ficha de Personaje
Puntos de Vida:
128/128  (128/128)
Energía:
70/80  (70/80)

MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   Vie 27 Mar 2015 - 1:27

rapidamente nuestro extraño grupo llego a la posada en busca del peliverde, lo que encontraron fueron varias mesas volteadas y a un cantinero asustado

- que paso aqui!? -se alarmo oniu al ver el desastre que era el bar

rygnis se acerco al cantinero y le pregunto sobre lo susedido durante su ausencia

- fue... ese extraño chicho de pelo verde -murmuro a duras penas

- que!? pero por que? -a ryg le parecio extraño- donde esta ahora!

en lo que el cantinero no lograba responder de las heridas emocionales causadas por lo ocurrido, moika decide subir al piso de arriba a buscar al peliverde

- ALPACAAAAA -grita en el pasillo- donde estas?

busco en varias habitaciones hasta dar con la del alquimista, al ver a allen tirado en cama decidio entrar

- mira, si es el coold falso -dijo con un tono de burla que se habia hecho habitual en ella con el paso de los años

- hmmh -fue todo lo que se escucho del humano que mantenia la cabeza enterrada en la almohada

- por que escapaste asi de todo este problema con los demonios?

el joven decide voltearse para ser escuchado y contesta

- por que no era de mi incumbencia, yo no abri las puertas al tartaro ni nada asi, y tu tampoco, por que te entrometiste?

- te diria que fue por aburrimiento -dice en un tono desinteresado mientras decidia explorar la habitacion

- pero...?

- pero nada -dijo tomando un libro interesante del escritorio, a lo que recibio un regaño de parte de allen

- Deja ese libro en su lugar -su tono era alarmado

- por que? - reto la chica gato ientras empezaba a pasar las paginas sin mirar nada

- por que es muy importante para mi -respondio este tratando de tomarlo

en eso moika al tratar de alejarlo ve caerse una pagina, al tomarla y leerla se da cuenta de que la pagina habla de ella, al ver la primera pagina del libro ve que en un trazo inconfundible de tinta negra se titulaba "Diario de campo de Edmund "Coold" Masch"

- asi que tienes el diario... por eso querias esto -dice ella sacando de su sombrero dos paginas opacas- lo que buscas es el codigo del diario no? 

- que!? hay un codigo?

- claro que hay un codigo, este diario posee muchos conocimientos sobre magia, alquimia, y otras cosas que no puedes ni imaginar -el tono de la hechizera se volvio extrañamente sombrio- por esto me encomendaron estas paginas, para que cualquiera que no sea digno no obtenga estos conocimientos

- y que debo hacer para demostrar que soy digno? 

- AQUI ESTAS -se escucho gritar a oniu desde la puerta

rapidamente moika guardo de nuevo las paginas y arrojo el diario dentro de una gaveta del escritorio, acto seguido el pseudodemonio entra a la habitacion con una expresion enfadada y un errante echado al hombro

- me puedes decir que sucedio aya abajo?

- destrose el lugar en busca de algo

- pero por que desmantelar el lugar!! -subio el tono de voz el enojado demonio

- por que conociendo mi busqueda el lugar mas obio para lo que busco es aqui dentro

el espadachin se calmo un poco y volvio a la preocupacion principal del grupo

- unos elfos noquearon a errante y se llevaron la llave con ellos al inframundo, nesesitamos que lo despiertes

- y por que yo?

- por que eres un alquimista no?

- en lo absoluto, lo unico que he sabido hacer es una pasta que arde al contacto -allen miro un momento a errante- pero se me ocurre que puede funcionar

allen se levanto, rygnis puso a errante en la cama y seguido eso el peliverde tomo sus signos vitales, lo tomo del cuello de la camiza y le dio una fuerte bofetada

- oye que?

los tres presentes se quedaron viendo la escena con un poco de sorpresa, a lo que Allen solo siguio abofeteando a errante

- quisiera aclarar que fue noqueado con una flecha magica -dijo moika viendo que el tratamiento no funcionaba

- oh... donde?

- justo en la frente

- conosco algo para esto

allen se levanto y busco en el estante de donde saco un frasco con un liquido naranja

- no que no sabias de alquimia? -pregunta oniu al ver esto

- el alquimista tenia notas de sus diferentes brebajes y unguentos medicinales -explique colocando unas gotas en la frente de errante- lo que pasa es que yo no se hacer nada de esto, asi que estoy limitado a lo que fue dejado en esta habitacion

seguidamente poso sus dedos en la frente del pobre y noqueado hombre y "arranco" la flecha de la frente de este

- tardara un poco en reaccionar -vi al grupo de nuevo- me agrada pensar que esto es karma por la trampa de choque

______________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/~hieeru
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo   

Volver arriba Ir abajo
 
El Pueblo de los Perdidos, en los confines del Mundo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» [Devons, Merlockes y Kenta] Destrucción: Las lágrimas de un pueblo.
» Erase una vez en un pueblo cercano...( Shiroi Tori)
» Pueblo Caoba
» RICARDO FORT, EN "EL PUEBLO QUIERE SABER"
» La voz del Pueblo!! [Charas Mack Pedido VX]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Alkimia: El Último Rol - La comunidad abierta para rolear :: Más Allá :: Otros Mundos-
Cambiar a: